martes, 11 de septiembre de 2012

Tributo a las víctimas del 11-S.

Yo era casi un bebé cuando sucedió: ni siquiera recuerdo los hechos, el noticiario...lo único que sé es que, poco después de que ello ocurriera, mi padre estaba muy paranoico con ello (y lo comprendo) y gracias a eso nos puso a toda la familia en situaciones patéticas...realmente patéticas.

Pero este, no es un post alegre. No quiero llenar de sentimientos toda la entrada, porque yo no lo viví. Yo no tenía familia allí. Yo no sufrí, ni mi familia, gracias a Dios, esa tragedia. Tragedia. Que fue todo lo que sucedió.

Porque, todo el que lo viviera, ¿quién puede olvidar el momento en el que el avión impactó contra la primera torre? Y la sorpresa, esa gran sorpresa y todavía más horror cuando la segunda torre cayó...todo fue tan deprisa que no dio tiempo a reaccionar.

Fue un drama. Un verdadero drama. Mujeres embarazadas y viudas, niños huérfanos, hombres también viudos, madres rotas de dolor por perder a sus hijos...todos esos actos fueron tan repentinos, y luego sucedió lo de los ataques con ántrax...esa gente no tiene corazón.

No voy a entrar a debate ni a mojarme, no voy a decantarme por conspiraciones de si Bush quería una excusa para poder entrar a por petróleo o lo que sea...porque no lo sé.
No sé si realmente fueron fanáticos suicidas que querían sacrificarse por su dios aunque eso significase sacrificar la vida de tantas personas.
No sé si fue un presidente corrupto y muchas otras personas de poder que se asociaron para crear ese atentado, obviando que estaban acabando con la vida de todo su pueblo y su gente.
No sé si alguien pudo volverse loco y hacerse pasar por ellos, ¡no se sabe! Nadie puede afirmar con seguridad lo que ocurrió. Los únicos que sabían exactamente lo que pasaba eran los que pilotaban ese avión, y puede que ni ellos supieran a nombre de quién actuaban, bajo ordenes de qué malnacido obedecían.

Yo soy la primera en reírme con el humor negro, porque veo algo sano y natural, y si a alguien no le gusta ese tipo de humor lo respeto totalmente. Yo soy la primera que me río con los chistes de ese tipo, incluso con los de las Torres Gemelas. Pero a la hora de ponerse serios, hay que ponerse serios. Y el 11-S fue una de las grandes tragedias de la historia de la humanidad. Ya no son catástrofes naturales; ya ni siquiera son accidentes de vuelo. Estamos hablando de personas que se suicidaron para matar a otras personas. ¿Creéis realmente que la gente que organizó todo aquello estaba metida en esos aviones? Eso no se lo cree nadie. ¿Y por qué? Porque da igual que fuera Bin Laden o Bush. Da igual quién lo hiciera. Los verdaderos criminales están a la sombra, gente que no aparecerá JAMÁS en la televisión o en los periódicos. Esos son los verdaderos peces gordos. Y no digo que el resto no lo sean, pero los otros realmente son como una especie de escaparate y marionetas.

Y también hubo gente (como Alicia Esteves) que se lucró con esa masacre. Sí, exacto, una barcelonesa llamada Alicia Esteves que se hizo llamar Tania Head y afirmó ser una superviviente. Y se lucró. Tanto se lucró, que llegó a ser Presidenta del Comité de los Supervivientes del 11-S. ¿Lo flipáis, verdad? Yo también.


Por eso, y por muchas otras cosas, por mis ralladas de mente, quiero que sepáis, que a pesar de que yo la cague, de que haga el ridículo, de que sea capaz de reírme de muchas otras cosas...también tengo un gran sentido del respeto. Y quiero rendir homenaje a esa gente.

RIP VÍCTIMAS 11-S

Y para finalizar, una frase de un usuario de "FilmAffinity" haciendo una crítica de una película, me gustaría usar esa frase, en "spoiler", las primeras crítica de "Recuérdame" o "Remember Me", que me ha marcado profundamente:

Una vida insignificante, pero con acciones a primera vista insignificantes para el resto de personas, pero fundamentales para ellos.
Y con esa insignificancia se marcharon miles de personas, cada una con sus propias historias.

jueves, 31 de mayo de 2012

Re-nacimiento del blog

¡Hola a todos! Este blog, "Palabras que salen del corazón", se convertirá en breves momentos en el blog "La chica de la casa azul", un lugar donde iré colgando mi novela. ¡Por favor, no plagiar! (Aunque no creo que ocurra).
Gracias desde aquí a todos los lectores asiduos de "Mi mundo imaginario", y un beso a todos.

¡Paz!


lunes, 2 de abril de 2012

Volveremos a vernos.

-Te echaré de menos.
-Bueno, son cosas que pasan.
-¿Cómo que cosas que pasan? ¿No lamentas que me largue?
-¿Cómo no voy a lamentarlo? Simplemente hay que asumirlo, ¿no?
-¡Eres increíble! ¡Me voy al culo del mundo por 4 años y...!
-Calla y abrázame.

lunes, 26 de marzo de 2012

Tantos idiotas y tan pocas balas.

Tantos idiotas y tan pocas balas

Palabras que salen del corazón.

Realmente, no recuerdo por qué le puse semejante nombre a este sitio. Tal vez sea porque soy cursi de nacimiento, o porque me encantaba mostrar que yo podía ser "delicada" y "suave" cuando me ponía a escribir. Y ahora lo pienso con detenimiento, y digo: ¿yo, delicada? No me hagas reír.

Soy una chica normal, la verdad, ¿para qué mentir? Soy muy corriente, y sin embargo, me siento totalmente diferente al escribir. Es como si todo mi mundo de alrededor desapareciera. Sólo estoy yo y mis palabras, y al lado, a lo mejor, un poco de buena música. Música relajante, electrizante, única. Algo que me haga evocar al espíritu de la inspiración. Normalmente, composiciones a piano o cualquier tipo de música clásica me ayudan bastante con ello.

Cuando acaricio las teclas, comienzo a escribir, sé que hay algo en mi interior que se mueve de satisfacción. Sé exactamente cuál es la palabra que quiero escribir a continuación. Tal vez mi subconsciente me juegue malas pasadas y me haga escribir algunos errores gramaticales u ortográficos, pero en mi mente ya tengo pensada la frase. La reescriba o no luego. Por lo tanto, siento como que escribir es un placer. Y por eso, tal vez, le pusiera ese título al blog.

¡Pero me sigue pareciendo ilógico, un sinsentido! Ya no encuentro un motivo para ponerle ese nombre.

Ah, sí.

Ya recuerdo.

Todo ese nudo que se forma en mi garganta, esas emociones que afloran, ese nerviosismo, timidez, risas, sensaciones...

El título describe exactamente cómo intento que sea lo que escribo.


Siempre.

_________________________________________________________

20 de abril, estreno de "Los Juegos del Hambre" en España. ¡Dios, qué nervios! :)

Lo sabes.

Sabes que has tocado fondo,
cuando ya no lloras por cansancio.

domingo, 25 de marzo de 2012

It looks like a butterfly

El ambiente es cálido. Es una noche clara y despejada, y la luna se refleja en el pequeño lago cristalino. Una niña corretea por un húmedo jardín mientras su madre, sentada en una pequeña silla de madera, lee una novela en el porche. La niña, con gran curiosidad, se para en frente al gran rosal que adorna la jardinera principal. Mira a su madre, esperando captar su atención, pero la mujer está absorta leyendo. Vuelve a mirar al rosal y descubre un extraño y hermoso ser de un color púrpura, que brilla por sí solo en la noche. Era como una pequeña vela de color que iluminaba todo el jardín. La niña, ansiosa por hacer a su madre cómplice del impresionante hallazgo que ha logrado, la rodea y le tira de la falda. Su madre entonces la mira, y la niña señala al rosal. Ella mira y sonríe con dulzura.
-¡Mamá! ¿Qué es? Tiene unas alas muy grandes...
-Es un ser bonito, ¿verdad?
-¡Sí, sí! ¿Puede volar?
-Claro que puede volar. Por eso sus alas son tan grandes y bonitas.
-¿Qué es? Nunca lo he visto antes. Es como una farola púrpura, ¿qué es?
Su madre ríe, sorprendida de la inocencia de su hija, que le lanza una desconcertada mirada azul claro como la noche que se cierne sobre ellas. La mujer suelta la novela, coge de la mano a la niña y la lleva frente al ser de grandes alas.
-Parece una mariposa.
-¿Una mariposa?
-Sí. Una mariposa. Hay muchas en primavera. Y las hay grandes o pequeñas, y de muchos colores. Pero es curioso, nunca las había visto así...las hay moradas, pero siempre son oscuras. Y esta es muy brillante y suave.
-¿Podemos quedárnosla?
-No, cariño. No podemos quedárnosla.
-¡Pero es muy bonita! ¿No se muere?
-¡No! Si la cogemos se puede morir de tristeza...a los animales hay que dejarlos libres, o se ponen muy triste porque echan de menos la libertad, y se mueren.
-¿Y que pasa con Lucy?-replica triunfal la niña, señalando a la gata color jengibre que se lame las patas, aburrida en el jardín. Pero su madre no accede.
-Pero ella es distinta. Es un animal doméstico. No podemos quedárnosla, lo siento.
La pequeña hincha los mofletes y se pone de brazos cruzados, signo evidente cuando está enfadada y rabiosa que intenta aguantarse las lágrimas. Pero su madre ríe y la coge en brazos, y es entonces cuando la niña solloza.
-¡Pero mamáaa...! ¡Es que es muy bonita...!-dice. Esconde su carita enrojecida en el mullido jersey de su madre.
-Paulie, hay veces que hay que dejar a los animales...te contaré una pequeñísima historia-la consoló, dejando a la niña sentada en la hierba, que abrió los ojos con expectación. Le encantaban las historias, y más las que le contaba su madre, que sabía muchísimas. Ésta última carraspeó y se agachó hasta quedarse a su altura.
"Había una chica muy, muy guapa y muy bonita que tenía los ojos azul muy clarito, como cuando hace buen día y el pelo rubio, tan rubio como si tuviese pedacitos de sol en el cabello. La niña siempre estaba explorando y se escapaba mucho para ver todos los jardines. Ella volvía siempre, justo para comer, y luego, volvía a explorar. Pero un día, se metió tanto tanto en el bosque que no pudo salir. Así que siguió adelante, muy asustada porque tenía ganas de merendar y hacía frío. Caminó un buen rato hasta llegar a un gran claro, donde había toneladas de flores de todos los colores. La niña se quedó muy muy sorprendida, y quiso ir a oler todas las flores y tocarlas. Y justo cuando estaba oliendo una rosa color amarillo claro, ¡pum! Oyó cómo algo se caía con fuerza. Miró y...¡oh! Un gran cristal se había cernido encima suya y no podía salir. Cuando miró hacia arriba, unos seres muy grandes, enormes, la habían atrapado. No los reconocía, pero la miraban con mucho cariño y no paraban de señalarla y decir cosas de ella. '¡Qué bonita, qué dulce, qué ojitos! ¡Quedará genial!'. Y se la llevaron a una gran habitación, todavía metida en el cristal, donde la pusieron junto a otros niños que querían ver a sus madres".
-¡Qué miedo! ¡Mami, eso no es un buen cuento!-se quejó la niña.
-Imagínate la situación de la pequeña niña. ¿Cómo te imaginas que se sintió la pobre?
-¡Muy asustada! ¡Sin su mami! ¡Y además, sin merendar!
-Exacto. Ahora, ¿te imaginas cómo te sentirías si te quisieran usar como de trofeo porque eres muy bonita?
-No...triste.
-Eso es, Paulie. No podemos quedarnos a esta mariposa. Seguramente tenga familia. Querrá oler las flores, y si nos la llevamos, será muy infeliz. ¿Comprendes?
-Supongo...-se conformó la niña, y se encogió de hombros. Sólo sabía que no podía cogerla.
-Bueno...¿te apetece entrar a tomar algo?
-¡Sí! ¡Un chocolate caliente!
-¿En verano?
-¡Sí, sí! ¡Chocolate caliente!-insistió.
La madre asintió, y llevándola de la mano la condujo hasta el interior de la casa.

Una pequeña mariposa púrpura se deslizó a través de las tapas celestes de una novela. Observó las claras hojas, pasando sus minúsculas patitas por las letras...
Una niña de ojos claros y cabellos rubios observó desde una ventana la escena. Las lágrimas afloraron a sus ojos.

____________________________________________________________________

Es malísimo, lo sé, pero me apetecía escribir. Si alguien lo lee, lo siento y gracias por leer ^^