martes, 11 de septiembre de 2012

Tributo a las víctimas del 11-S.

Yo era casi un bebé cuando sucedió: ni siquiera recuerdo los hechos, el noticiario...lo único que sé es que, poco después de que ello ocurriera, mi padre estaba muy paranoico con ello (y lo comprendo) y gracias a eso nos puso a toda la familia en situaciones patéticas...realmente patéticas.

Pero este, no es un post alegre. No quiero llenar de sentimientos toda la entrada, porque yo no lo viví. Yo no tenía familia allí. Yo no sufrí, ni mi familia, gracias a Dios, esa tragedia. Tragedia. Que fue todo lo que sucedió.

Porque, todo el que lo viviera, ¿quién puede olvidar el momento en el que el avión impactó contra la primera torre? Y la sorpresa, esa gran sorpresa y todavía más horror cuando la segunda torre cayó...todo fue tan deprisa que no dio tiempo a reaccionar.

Fue un drama. Un verdadero drama. Mujeres embarazadas y viudas, niños huérfanos, hombres también viudos, madres rotas de dolor por perder a sus hijos...todos esos actos fueron tan repentinos, y luego sucedió lo de los ataques con ántrax...esa gente no tiene corazón.

No voy a entrar a debate ni a mojarme, no voy a decantarme por conspiraciones de si Bush quería una excusa para poder entrar a por petróleo o lo que sea...porque no lo sé.
No sé si realmente fueron fanáticos suicidas que querían sacrificarse por su dios aunque eso significase sacrificar la vida de tantas personas.
No sé si fue un presidente corrupto y muchas otras personas de poder que se asociaron para crear ese atentado, obviando que estaban acabando con la vida de todo su pueblo y su gente.
No sé si alguien pudo volverse loco y hacerse pasar por ellos, ¡no se sabe! Nadie puede afirmar con seguridad lo que ocurrió. Los únicos que sabían exactamente lo que pasaba eran los que pilotaban ese avión, y puede que ni ellos supieran a nombre de quién actuaban, bajo ordenes de qué malnacido obedecían.

Yo soy la primera en reírme con el humor negro, porque veo algo sano y natural, y si a alguien no le gusta ese tipo de humor lo respeto totalmente. Yo soy la primera que me río con los chistes de ese tipo, incluso con los de las Torres Gemelas. Pero a la hora de ponerse serios, hay que ponerse serios. Y el 11-S fue una de las grandes tragedias de la historia de la humanidad. Ya no son catástrofes naturales; ya ni siquiera son accidentes de vuelo. Estamos hablando de personas que se suicidaron para matar a otras personas. ¿Creéis realmente que la gente que organizó todo aquello estaba metida en esos aviones? Eso no se lo cree nadie. ¿Y por qué? Porque da igual que fuera Bin Laden o Bush. Da igual quién lo hiciera. Los verdaderos criminales están a la sombra, gente que no aparecerá JAMÁS en la televisión o en los periódicos. Esos son los verdaderos peces gordos. Y no digo que el resto no lo sean, pero los otros realmente son como una especie de escaparate y marionetas.

Y también hubo gente (como Alicia Esteves) que se lucró con esa masacre. Sí, exacto, una barcelonesa llamada Alicia Esteves que se hizo llamar Tania Head y afirmó ser una superviviente. Y se lucró. Tanto se lucró, que llegó a ser Presidenta del Comité de los Supervivientes del 11-S. ¿Lo flipáis, verdad? Yo también.


Por eso, y por muchas otras cosas, por mis ralladas de mente, quiero que sepáis, que a pesar de que yo la cague, de que haga el ridículo, de que sea capaz de reírme de muchas otras cosas...también tengo un gran sentido del respeto. Y quiero rendir homenaje a esa gente.

RIP VÍCTIMAS 11-S

Y para finalizar, una frase de un usuario de "FilmAffinity" haciendo una crítica de una película, me gustaría usar esa frase, en "spoiler", las primeras crítica de "Recuérdame" o "Remember Me", que me ha marcado profundamente:

Una vida insignificante, pero con acciones a primera vista insignificantes para el resto de personas, pero fundamentales para ellos.
Y con esa insignificancia se marcharon miles de personas, cada una con sus propias historias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada